Cine: "Relatos Salvajes" de Damián Szifrón

Duración: 119 minutos
Director: Damián Szifrón
Guión: Damián Szifrón
Música: Gustavo Santaolalla
Fotografía: Javier Juliá
Género: Comedia, Drama, Comedia negra, Película de episodios
Reparto: Ricardo Darín, Darío Grandinetti, Leonardo Sbaraglia, Érica Rivas, Oscar Martínez, Julieta Zylberberg, Rita Cortese, María Onetto, Osmar Núñez, Nancy Dupláa, María Marull, Germán de Silva, Marcelo Pozzi, Diego Gentile, Alan Daicz, Liliana Weimer, Claudio Delan, Lucila Mangone, Federico Liss, Walter Donado, Diego Velázquez, Margarita Molfino, César Bordón, Mónica Villa, Juan Santiago Linari
Sinopsis: La película consta de seis episodios que alternan la intriga, la comedia y la violencia. Sus personajes se verán empujados hacia el abismo y hacia el innegable placer de perder el control, cruzando la delgada línea que separa la civilización de la barbarie. (FILMAFFINITY)

 

Esta madrugada son los Oscar, y con ellos se cierra la temporada de premios. Al margen de las nominadas como mejores películas, me gustaría hablar sobre una de las nominadas a Mejor Película Extranjera: Relatos Salvajes del argentino Damián Szifrón. No puedo compararla con sus competidoras a dicho premio porque no he tenido el gusto de verlas, pero lo que sí puedo es hablar de lo magnífica que me ha parecido ésta.
Relatos Salvajes, tal y como su propio título dice, es una película que en dos horas nos cuenta hasta seis historias. Rodadas como si de seis cortos independientes se trataran, tienen un tema común que las une y cohesiona: la venganza y el descontrol, o tal y como diría el propio Szifrón: “la difusa frontera que separa a la civilización de la barbarie, del vértigo de perder los estribos y del innegable placer de perder el control”.

 

Este tipo de películas corales son complicadas porque, al igual que en los libros de relatos, muchas veces pecan de tener ciertos altibajos entre las distintas historias que conforman el todo. Evidentemente unas son mejores que otras y siempre surgen preferencias, pero en este caso, y esto es lo que hace tan brillante la película de Szifrón, no se dan y todas las historias mantienen un alto nivel. Pero vamos a hablar un poco de cada uno de los relatos que conforman el largometraje:

 

    • La primera historia, Pasternak, es la más corta, pero tal vez la más impactante para meternos en la película. Esto se traduce en una gran presentación que nos avanza lo que nos vamos a encontrar en las otras seis. De su argumento no quiero decir mucho, salvo que se desarrolla dentro de un avión, porque de verdad creo que ésta es una película para disfrutarla sin llevar apenas idea de lo que vas a encontrarte y así aumentar su impresión.
    • La segunda, Las Ratas, es la más oscura y lúgubre en cuanto a su fotografía y su historia, y en parte es la que menos me ha entusiasmado, pero como decía, sigue siendo buena y manteniendo el nivel del resto.
    • La tercera es, según mi punto de vista, la más macabra de todas. Bajo el título de El más fuerte, viviremos la disputa entre dos conductores produciéndonos, tanto tensión, como asco y hasta cierta hilaridad. De las mejores.
    • El ecuador de la cinta lo alcanzamos con Bombita, protagonizada por un sensacional Ricardo Darín que borda su papel. Ésta es otra de mis favoritas y es, probablemente junto con la siguiente, la más irónica y “negra”, en cuanto a su humor. Me ha parecido, sin lugar a dudas, la más hilarante y cumple con las ansias de venganza de gran parte de la población mundial (quién la haya visto me entenderá…). La sonrisa final de Darín es simplemente enorme.
    • Vamos llegando al final con La propuesta, la historia más calmada y light de todas en su desarrollo, pero que guarda y alcanza el clímax en un final soberbio.
    • Por último, el cierre lo pone Hasta que la muerte nos separe, un final de lujo para esta cinta, ya que es la más descarnada y brutal, en el buen sentido, de todas. Sin lugar a dudas, si tengo que elegir una me quedo con esta, por ser la más loca y desenfadada. Sólo puedo definirla como “bestial”.

 

En definitiva, volviendo al conjunto, se puede decir que Szifrón ha sabido conjugar varias historias, eligiendo con gran acierto el orden de cada una para que, además de funcionar de manera independiente, lo hagan como todo, como película. A su buena disposición y argumento base, hay que sumarle una gran fotografía y un sonido que también suma, además de unas muy buenas interpretaciones. Muy, muy recomendable.

 

Imágenes sacadas de filmaffinity, el universal, mashpedia
Anuncios

Una de películas: "Orígenes" y "Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?"

Empieza el fin de semana y con él, el mejor momento para disfrutar del cine, ya sea en una espaciosa sala con pantalla grande, o acurrucados en el sofá de casa. Por eso, hoy os voy a hablar de dos de las últimas películas que he visto estos días: Orígenes y Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? La primera, americana, independiente y de ciencia ficción; y la segunda, una comedia familiar francesa sobre el racismo.

 

Imagen de la película OrígenesOrígenes (I Origins) es una película de casi dos horas dirigida por Mike Cahill (Another Earth, King of California) y protagonizada por Michael Pitt (conocido especialmente por The Dreamers de Bertolucci), Brit Marling (protagonista de su anterior película Another Earth) y Astrid Bergès-Frisbey (actriz y modelo nacida en Barcelona y residente en París, de padre español y madre americana; un compendio de nacionalidades, que promete dejarse ver mucho en los próximos años). La película narra la historia de un estudiante de biología molecular especializado en la evolución del ojo y aficionado a la fotografía de éstos, que una noche conoce a una joven con unos ojos magnéticos que le enfrentará a todas sus creencias. Es ciencia ficción pero con cierto corte sentimental (sin caer en dramones ni empalagos desaforados, no quiero asustar a nadie). La película se podría dividir en dos partes: una primera más científica, y una segunda más espiritual; pero de manera global, se trata de una breve (sí, aunque se traten de dos horas, breve, porque podría dar para muchas más) exposición sobre la contraposición entre ciencia y religión.

 

No quiero alargarme demasiado ni descubrir nada de la trama, así que sólo diré que expone un tema interesante, pero sin llegar a mojarse del todo por una de las dos opciones, y lo hace de un modo muy visual. Con esto quiero decir que los 113 minutos de historia son un deleite visual gracias a una magnífica fotografía y a unas buenas interpretaciones, amparadas en un guión que muestra la evolución ascendente en la filmografía de Cahill, que con esta cinta supera a la anterior que se quedaba más corta en la exposición de su contenido.

 

En resumen, aunque no se trata de la película definitiva sobre el tema, ya que más bien lo insinúa dejándonos a nosotros la tarea de reflexionar sobre él y decantarnos; sí se trata de una interesante y atrayente exposición bien contada e interpretada. Muy recomendable.

 

Imagen de la película Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?
Nuestra segunda película, Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? (Qu’est-ce qu’on a fait au Bon Dieu?), no tiene nada que ver con la primera. Es una comedia familiar que trata el tema de moda en Francia (al margen de Hollande y sus mujeres): su carácter multiracial y el consiguiente racismo oculto de una Francia, que cada vez más, está viendo la inmigración como una grave amenaza (como prueba la subida de la extrema derecha). Con este tema como eje, la película de Philippe de Chauveron nos narra la historia de un matrimonio católico y conservador que tiene cuatro hijas, de las cuáles, tres se han casado con un musulmán, un judío y un chino, por lo que depositan todas sus esperanzas de un matrimonio católico en la cuarta.

 

La cinta ha sido un éxito total de taquilla en Francia con más de 12 millones de espectadores que le han valido la mayor recaudación del año en el país galo, lo que ha supuesto que sea el film francés con mayor recaudación desde la ya famosa Intocable. Con todos estos datos, tenía ganas de verla y no me ha defraudado, ya que es lo que promete, hora y media de comedia para soltar alguna carcajada y poco más. Quién se espere un fiel reflejo de la situación migratoria en Francia o una dura crítica hacia el racismo encubierto de determinadas capas sociales galas, que se abstengan de verla, porque no es lo que ofrece. Para que os hagáis una idea, entre mis conocidos, la he definido como “La ocho apellidos vascos francesa” por su carácter de comedia ágil y solvente sobre un tema de relevancia en su país de origen, y por su éxito.
 
Imágenes sacadas de flickeringmyth y de ocioxocio.

Películas y libros para Navidad

Ya estamos a día 24 y nos espera la típica noche familiar con la abuela obligándonos a comer más, los tíos que se pasan con el vino y se arrancan con los villancicos, y los primos que no paran de enumerar todos los regalos que le han pedido a Papá Noel… y mañana más de lo mismo. Así son estas fechas; unos las adoran y otros las odian. Por eso, pensando en éstos últimos, me he animado a recomendaros algunos libros y películas para llevarlo con algo de alegría.

 

Película Negra Navidad
Empecemos por las películas. Todos conocemos un montón de películas navideñas, o que sin serlo, apetece verlas en estas fiestas: Sólo en casa, El grinch, Pesadilla antes de Navidad, Love actually, ¡Qué bello es vivir!, Eduardo Manostijeras, Los Teleñecos en Navidad… y cada año sale alguna más para aumentar la colección (además de las cientos de pelis de sobremesa con que nos bombardean las cadenas de televisión durante este mes), pero si ya estáis hartos de películas ñoñas con familias felices, parejas que se enamoran, o padres que se vuelven locos buscando el regalo perfecto para sus hijos, ¿qué mejor que ver Negra Navidad (Black Christmas)? De esta película, además, tenemos dos versiones: la antigua, clasicazo de 1974 de Bob Clark, especialista en películas navideñas y películas gamberras juveniles (suyas son las películas de Porky’s), y una de las pioneras del slasher norteamericano; y el remake del 2006 protagonizada por una buena camada de actrices jóvenes conocidas como Michelle Trachtenberg (Buffy, la cazavampiros; Gossip Girl), Katie Cassidy (Supernatural, Arrow), Lacey Chabert (Cinco en familia, Chicas malas) y Mary Elizabeth Winstead (Scott Pilgrim contra el mundo, Tocando fondo). ¿El argumento? En las vacaciones de Navidad, las chicas de una fraternidad se preparan para ir a casa con sus familias, pero antes deciden hacer una fiesta durante la que empezarán a recibir llamadas extrañas de un acosador que no quiere dejar la fiesta en paz… Genial, ¿no? Nos quedamos con lo mejor de la Navidad: luces y decoración; y nos libramos de las escenas empalagosas.

 

Como segunda opción, os propongo, una road-movie navideña escalofriante: Atajo al infierno (Dead End), película francesa del 2003, en la que un padre lleva a su mujer e hijos a pasar la Nochebuena con sus suegros, entonces decide tomar un atajo, y una mujer vestida de blanco se interpone en su camino sumiéndoles en una pesadilla más terrible que pasar la noche con la familia política. Como veis es una película que lo tiene todo: Navidad, familia, viaje por carretera, una chica de la curva… ¡Imprescindible!
Película Psycho Santa
Para ampliar un poco la oferta, un par de títulos más: Psycho Santa y Noche de paz, noche de muerte (Silent night, deadly night). En la primera, del 2003, un chico de lo más morboso, camino de una fiesta, le cuenta a su novia la historia de un Santa Claus que en vez de regalos repartía cuchilladas, y como el viejo gordinflón es de lo más solícito, acude a su llamada. En la segunda (de 1984), por el contrario, un asesino en serie se marca como meta personal cargarse a todo aquel de densa barba blanca y atuendo rojo. Ya os lo advierto, no aptas para menores.
Y ya para acabar con el cine navideño de terror: Jack Frost, película de 1997, totalmente delirante, en la que un asesino en serie que muere, se reencarna en un muñeco de nieve que sembrará el terror en una pequeña localidad norteamericana.

 

Libro Muerte en Navidad

Dejando de lado la pequeña pantalla, para aquellos que prefieran arrebujarse en la camita con un buen libro, os recomiendo algunos. Cómo no podía ser menos, empezamos con un libro de la reina del misterio, Agatha Christie, que imbuida de espíritu navideño, escribió Navidades trágicas. Libro en el que el famoso detective, Hércules Poirot, tendrá que descubrir quién ha asesinado al patriarca y anfitrión de una gran fiesta navideña. 

Por si con el anterior no tenéis suficiente, os sugiero otro título de misterio: Muerte en Navidad, escrito por  Judith Guest y Rebecca Hill, en el que un hombre regresa a su ciudad de origen trece años después con la firme idea de desvelar los secretos más inconfesables de los miembros más respetados de la comunidad, y cómo quien siembra vientos recoge tempestades…

 

 

Libro Tres cuentos de Truman Capote
Por último, para aquellos que gocen de pocas vacaciones o de poco tiempo entre tanta cena, fiesta y búsqueda de regalos, dos libros formados por varios relatos para tomárselo con calma: por un lado, Tres cuentos de Truman Capote, que en estos tres relatos, nos narra las desventuras de un niño y de una anciana que se unen en su soledad para pasar éstas y otras fechas, recreando así, de alguna manera, la propia infancia del famoso autor; y por otro, Navidades en Cold Comfort Farm de Stella Gibbons, formada por dieciséis relatos entre los que además de la navidad, se trataran temas como la desilusión, la incomunicación, la familia o el amor. De entre todos, destaca el relato que da título al libro, y que es una precuela de su obra maestra, La hija de Robert Poste, en la que se nos narra una sangrienta cena de Navidad de los Starkadder, años antes de la primera visita de Flora Poste a Cold Comfort Farm, la granja en la Inglaterra profunda que daría título a la saga.
Sin más, me despido deseándoos una Feliz Navidad, y esperando que alguna de mis recomendaciones os hagan más llevaderas las fiestas.



Imágenes: Negra Navidad sacada de best-horror-movies / Psycho Santa sacada de janononomar.blogspot / Muerte en Navidad sacada de Uniliber  / Tres cuentos sacada de Casa del libro

Cine: "Her" de Spike Jonze

  • Título original: Her
  • Año: 2013
  • Duración: 126 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Spike Jonze
  • Género: Ciencia ficción, romance, drama, comedia, internet/informática

¡Hola! ¿Cómo va la semana? Ya queda poquillo para el fin de semana, y siempre están los libros, la música y el cine para ayudarnos a pasarla mejor. Por eso hoy, con los Oscar recientes, me apetece hablar de una de las películas que ha pasado más desapercibida, aunque se llevó un premio merecidísimo. Hablo de “Her” y el Oscar a mejor guión original que se llevó Spike Jonze por ella. Es una delicia de película, de esas que ves con una sonrisa en la cara, aunque tengan su dosis amarga; de esas que no necesitan grandes presupuestos; de esas que no destacan por sus efectos especiales, sino por su historia, su ambiente y sus personajes.

Como decía, el director es Spike Jonze -ex marido de la conocida y también directora Sofia Coppola-, que empezó dirigiendo videoclips musicales, para terminar llevando a la gran pantalla películas encuadradas en la comedia negra como, “Cómo ser John Malkovich” y “El ladrón de orquídeas”; o la adaptación de un cuento para niños de Maurice Sendak, “Dónde viven los monstruos”, entre otras.

En esta nueva obra, el director nos cuenta la historia de Theodore –Joaquin Phoneix-, un hombre solitario que trabaja escribiendo cartas para otras personas, y que está deprimido por su inminente divorcio, hasta que se hace con un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial -que se adapta a los gustos y personalidad de su usuario-, y se enamora de él, o más bien de ella, porque su SO tiene voz de mujer -la de Scarlett Johansson– y se llama Samantha.

La película trata el tema de las relaciones interpersonales en esta era de las nuevas tecnologías, en las que el hombre cada vez es más individualista y solitario, y está más incomunicado del mundo, a pesar de tener más que nunca, la posibilidad de llegar a cualquier sitio y a cualquier persona. Por ello, aunque se supone que es futurista, en realidad es algo no tan lejano, ya que parece que caminamos cada vez más hacia esa incomunicación e individualismo que vemos en la película. Se plasma muy bien en una escena en la que Theodore levanta la vista de su teléfono, y sentado en unas escaleras, mira a la gente que pasa, y todos caminan solos interactuando únicamente con sus móviles de última generación.

La película, en esa soledad del protagonista que le lleva a enamorarse de algo sin vida, me ha recordado mucho a “Lars y una chica de verdad”, protagonizada por Ryan Gosling, que en este caso, se enamora de una muñeca que compra por Internet; y a “Simone”, protagonizada por Al Pacino, un director de cine que ha caído en picado hasta quedarse sin trabajo, y crea entonces, con un programa informático, a Simone, a la que convertirá en una estrella y con la que se obsesionará.

 

En definitiva, Her, se disfruta desde el minuto uno por varias razones: por su fotografía y ese ambiente futurista y a la vez vintage que tiene; por esa nueva visión sobre el amor y el desamor en la era de las nuevas tecnologías; por ese maravilloso guión merecedor del Oscar; por Joaquin Phoenix que resulta más entrañable que nunca; por la química que hay entre Joaquin y Scarlett a pesar de que sólo sea una voz en esta película; por el resto del plantel de secundarios, plagado de actrices magníficas y encantadoras como Rooney Mara, Amy Adams y Olivia Wilde; por una preciosa banda sonora encabezada por “The moong song” de Karen O; y en definitiva, porque resulta ser una historia original, tierna, bella y conmovedora, que te hace pasar de la sonrisa a la emoción de un segundo al otro.

 

Como para muestra, un botón; os dejo el tráiler de la película, y la preciosa canción de Karen O. Fijaos también, en el maravilloso cartel de promoción -que encabeza el texto- porque es uno de esos carteles que ya te hacen imaginar que estás ante una película distinta y especial.

 

 Tráiler
 “The moon song” Karen O