Reseña: El hermano del famoso Jack, de Bárbara Trapido

el hermano del famoso jack

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LIBROS DEL ASTEROIDE
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788416213627

No sé vosotros, pero yo vivo enamorada de las novelas de iniciación, formación o bildungsroman –término alemán original, ya que el comienzo de este género se sitúa en el Romanticismo alemán con Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister, novela de Goethe publicada en 1795-96–. Son novelas en las que se narra el crecimiento y evolución del protagonista desde la infancia o adolescencia hasta la edad adulta. Existen muchos ejemplos conocidos, pero destaca sobre todo, El guardián entre el centeno, de Salinger, novela de iniciación por excelencia.

Es dentro de este género tan especial donde podríamos encuadrar el libro del que hoy os quiero hablar: El hermano del famoso Jack, de Barbara Trapido. Esta novela –reeditada por la editorial Asteroide– fue publicada por primera vez en 1982 y su mayor logro es precisamente su carácter moderno, que permite extrapolar las vivencias de una jovencita en el Londres de los años 70 a nuestros días sin resultar rancia ni pasada de moda.

En el libro conocemos a Katherine, una joven que comienza sus estudios universitarios trabando amistad con su profesor de filosofía, Jacob Goldman, un catedrático judío de izquierdas, y su excéntrica y carismática familia. La primera parte se centra en la introducción de la protagonista en la familia Goldman y en su relación con el hijo mayor, que será primer amor de Katherine y, también, su primer desamor. Con el corazón roto, nuestra protagonista, huirá a Roma para lamer sus heridas y reconstruir la autoestima dañada. En la ciudad eterna, Katherine, se verá obligada a salir de la burbuja adolescente en la que vivía hasta el momento y, a base de palos, madurará y se convertirá en una mujer fuerte que finalmente regresará a casa para reencontrarse con los Goldman y hallar por fin su camino.

Lo más destacable de esta historia es el tono desenfadado, cercano y divertido en el que está narrada, con reflexiones y diálogos ágiles y mordaces, que se sobreponen a los momentos más duros encontrando el equilibro perfecto entre drama y comedia. Brillan, también, sus personajes, atractivos y encantadores, a los que una vez conoces no quieres soltar.

He leído algunas críticas que la comparan con Retorno a Brideshead, por eso del protagonista que se ve deslumbrado por una familia de un nivel social superior al suyo. Si bien la comparativa es acertada y funciona, a mí, particularmente, me ha trasladado de algún modo a mis años de instituto cuando leí por primera vez la Trilogía de Corfú, de Gerald Durrell –conformada por Mi familia y otros animales, Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses–. En esta autobiografía el protagonista nos presenta a su familia, que es igual o más estrambótica que los Goldman, y no puedo evitar encontrar cierta semejanza entre el propio Durrell de niño y uno de los hijos de los Goldman, debido a su pasión compartida por la naturaleza.

Nos encontramos, por tanto, ante una lectura fresca, rápida y satisfactoria, que sin ser ni mucho menos el máximo exponente de su género, deja un gran sabor boca

Anuncios

Reseña: ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?

Datos del libro

  • Título: ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?

  • Autor: Hillel Halkin

  • Nº de páginas: 264

  • Editorial: Libros del Asteroide

  • Precio: 18,95 €/ e-book 10,99 €

  • ISBN: 9788415625735

Hoy os traigo una joya; en serio. Es un libro que he devorado -no es muy largo, unas 260 hojas- y que en cuanto he acabado, he tenido ganas de recomendar a todo el mundo. El libro es ¡Melisande! ¿qué son los sueños?de Hillel Halkin (Nueva York 1939), escritor, crítico literario y traductor de hebreo y yiddhis, conocido al otro lado del charco por sus reportajes y ensayos sobre Israel -donde reside- en periódicos como The New Republic, The New York Sun y Commentary; y que ahora, a sus 73 años, ha publicado ésta, su primera novela de ficción.

¡Melisande!¿qué son los sueños? se trata de una novela escrita en segunda persona. Una carta dirigida a Melisande (Mellie), quien le da nombre al libro; aunque éste realmente es tomado del poema Godofredo Rudel y Melisenda de Tripolide de Heinrich Heine.

“¡Melisenda! ¡Mi bien! ¿Qué son los sueños?

¿Qué es la muerte? Palabras sin valor

amor sólo es verdad, y eternamente

me has de amar tú y he de adorarte yo”

Esta segunda persona permanente a lo largo de todo el libro, le imprime un carácter de intimidadtal, que nos permite ver y conocer la historia de amistad y amor que une a los tres protagonistas: Hoo -el narrador-, Mellie -su gran amor a quién dirige la novela-, y Ricky -su amigo y el tercero en discordia-; como si estuviéramos espiándoles a través de una ventana o puerta entornada.

Pero no os equivoquéis, porque no se trata de un triángulo amoroso al uso, ni mucho menos; ya que lo qué es, como ya he dicho,es una gran carta de amor, en la que le muestra de qué manera ha vivido él toda su relación desde que se conocieron trabajando juntos en la redacción de la revista literaria de su instituto.

bcf33-arton1135-bdf59Por supuesto, la novela cuenta con una gran carga nostálgica y sentimental-muy bien llevada no obstante, sin caer en la ñoñería ni el dramatismo exacerbado- que nos hará sentirnos identificados con una historia real yhonesta, en la que no hay ni buenos ni malos; sino personas de carne y hueso, con sus sentimientos, y consus aciertos y sus errores, que no hacen más que mostrarnos lo imperfecto del ser humano y del amor, que a pesar de lo cuál, lo barre todo con su fuerza.

Además de describir con una franqueza abrumadora su relación, como aliciente, también vemos reflejada la gran convulsión política, social y cultural, que se dio en los años 60 y 70en Norteamérica, a través del crecimiento de los tres personajes fundamentales. Y, asimismo,hay que destacar, que el libro cuenta con una gran vertiente humanista, gracias al intelecto del narrador –que tras su paso por la universidad, termina ejerciendo comoprofesor de filosofía griega-, llenándolo así de referencias literarias, que encuentran su punto álgido en el maravilloso capítulo cinco, en el que teniendo como referenciaelpasaje bíblico Del Evangelio de San Marcos del enfrentamiento de Jesús con los saduceos,que aseguran que no hay resurrección, desarrolla la historia de la viuda de siete hermanos a la que se alude.

En resumidas cuentas, ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?,relata una historia de amor realista de una manera franca, elegante y, sobre todo -permitidme esta expresión tan rimbombante-, exquisita; que como si se tratara de una comidacaserahechapor nuestra madre o abuela, nos presenta un plato sencillo y tradicional, cargado de amor y cariño, pero sin caer en la pedantería y en el mal conocido como: “mamá mira qué bien escribo”(que diría mi profesor de escritura creativa), en el que a veces solemos caer al hablar de sentimientos, haciendo las obras empalagosas y afectadas.

Como para muestra, un botón; aquí os dejo con algunos extractos del libro:

“Yo no quería morir, nunca. Quería contemplar un millón de puestas de sol, amar a un millón de mujeres, caminar por un millón de calles y carreteras solitarias. Mil vidas no bastarían”.
“Pero incluso mientras perdíamos el tiempo que teníamos a manos llenas, sentíamos esa punzada de temor que siente el avaro cuando piensa que no hay suma de dinero que sea tan grande como para andar malgastándola sin más”.
“Debo de tener una colección bastante completa de notas escrita por ti. De vez en cuando aparecen entre las páginas de los libros entre las que solía meterlas […] Siempre es igual. Abro un libro y allí estás tú, recordándome que saque la basura o que recoja mis zapatos del zapatero, y me pregunto cuándo ocurrió todo aquello y te devuelvo hasta la próxima vez, al momento en que todavía no habrás aprendido a escribir ‘parmesano’ ”.
“Tu bailabas sola. Los demás bailarines se habían parado. Como si no oyeras a nadie. Sonaba música de twist, pero tú no bailabas twist. No bailabas la música; la música bailaba en ti”.
“¿Quién de nosotros podría haberse tomado en serio, ni por un instante, un mundo que había inventado una bomba para matarnos a todos y nos hacía creer que un pupitre podía protegernos?”.
“Si tuviera que vivir mil vidas, querría vivirlas todas contigo”.