Reseña: El hermano del famoso Jack, de Bárbara Trapido

el hermano del famoso jack

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LIBROS DEL ASTEROIDE
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788416213627

No sé vosotros, pero yo vivo enamorada de las novelas de iniciación, formación o bildungsroman –término alemán original, ya que el comienzo de este género se sitúa en el Romanticismo alemán con Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister, novela de Goethe publicada en 1795-96–. Son novelas en las que se narra el crecimiento y evolución del protagonista desde la infancia o adolescencia hasta la edad adulta. Existen muchos ejemplos conocidos, pero destaca sobre todo, El guardián entre el centeno, de Salinger, novela de iniciación por excelencia.

Es dentro de este género tan especial donde podríamos encuadrar el libro del que hoy os quiero hablar: El hermano del famoso Jack, de Barbara Trapido. Esta novela –reeditada por la editorial Asteroide– fue publicada por primera vez en 1982 y su mayor logro es precisamente su carácter moderno, que permite extrapolar las vivencias de una jovencita en el Londres de los años 70 a nuestros días sin resultar rancia ni pasada de moda.

En el libro conocemos a Katherine, una joven que comienza sus estudios universitarios trabando amistad con su profesor de filosofía, Jacob Goldman, un catedrático judío de izquierdas, y su excéntrica y carismática familia. La primera parte se centra en la introducción de la protagonista en la familia Goldman y en su relación con el hijo mayor, que será primer amor de Katherine y, también, su primer desamor. Con el corazón roto, nuestra protagonista, huirá a Roma para lamer sus heridas y reconstruir la autoestima dañada. En la ciudad eterna, Katherine, se verá obligada a salir de la burbuja adolescente en la que vivía hasta el momento y, a base de palos, madurará y se convertirá en una mujer fuerte que finalmente regresará a casa para reencontrarse con los Goldman y hallar por fin su camino.

Lo más destacable de esta historia es el tono desenfadado, cercano y divertido en el que está narrada, con reflexiones y diálogos ágiles y mordaces, que se sobreponen a los momentos más duros encontrando el equilibro perfecto entre drama y comedia. Brillan, también, sus personajes, atractivos y encantadores, a los que una vez conoces no quieres soltar.

He leído algunas críticas que la comparan con Retorno a Brideshead, por eso del protagonista que se ve deslumbrado por una familia de un nivel social superior al suyo. Si bien la comparativa es acertada y funciona, a mí, particularmente, me ha trasladado de algún modo a mis años de instituto cuando leí por primera vez la Trilogía de Corfú, de Gerald Durrell –conformada por Mi familia y otros animales, Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses–. En esta autobiografía el protagonista nos presenta a su familia, que es igual o más estrambótica que los Goldman, y no puedo evitar encontrar cierta semejanza entre el propio Durrell de niño y uno de los hijos de los Goldman, debido a su pasión compartida por la naturaleza.

Nos encontramos, por tanto, ante una lectura fresca, rápida y satisfactoria, que sin ser ni mucho menos el máximo exponente de su género, deja un gran sabor boca

Anuncios